18 de Agosto de 2019
Inicio
Signos del zodiaco
Personajes
Entre signos
Artículos
Horóscopo chino
Cartas astrales
Consulta astrológica
Feng shui
Powered by:
Horóscopo - Aries Horóscopo - Tauro Horóscopo - Géminis Horóscopo - Cáncer Horóscopo - Leo Horóscopo - Virgo Horóscopo - Libra Horóscopo - Escorpio Horóscopo - Sagitario Horóscopo - Capricornio Horóscopo - Acuario Horóscopo - Piscis
Inicio / Artículos / NICOLAS COPERNICO
artículo
NICOLAS COPERNICO
por por Vicente Cassanya
NICOLAS COPERNICO
otros artículos
JOHANNES KEPLER
TYCHO BRAHE
TALES DE MILETO
PLATÓN
ARISTÓTELES
ALBUMASAR
RAMÓN LLULL
EVANGELINE ADAMS
ABRAHAM ZACUTO

Estudió en la Universidad de Cracovia y después, en varias universidades italianas durante diez años, donde cursó estudios de medicina, griego, matemáticas y derecho canónigo. De regreso a Polonia, a los 33 años de edad, practicó la medicina.
Según sus propias confesiones, leyó a los filósofos antiguos y halló varias indicaciones de que la Tierra no estaba fija, sino que se movía. Pero leer a Vitruvio fue una de las claves para entender que los planetas giran en torno al Sol.
La obra que cambiaría el sistema geocéntrico (en el que la Tierra es el centro del Sistema Solar) por el heliocéntrico (el Sol es el centro) llevaría por título De revolutionibus orbium coelestium) y fue publicada en el año 1543. Tardó muchos años en publicar el libro por miedo a ser acusado de hereje. De hecho, diez años antes, las ortodoxias católica y protestante andaban ya muy preocupadas con el pequeño opúsculo que Copérnico había distribuido a sus amigos. El papa Clemente VII recabó toda la información posible sobre el nuevo sistema del mundo. Lutero, por su parte, escribe, acerca de Copérnico: "un astrólogo advenedizo que pretende probar que es la Tierra la que gira, y no el cielo, el firmamento, el Sol o la Luna (...). Este loco echa completamente por tierra la ciencia de la astronomía, pero las Sagradas Escrituras nos enseñan que Josué ordenó al Sol, y no a la Tierra, que se detuviese".
La obra fue publicada gracias al apoyo y la financiación del astrólogo y amigo Retico, quien, además, escribió, bajo la supervisión de Copérnico y en casa de éste, una introducción al libro dedicada al papa Pablo III, protector de la Astrología. A pesar de lo cual, el libro permaneció en el Index de los libros prohibidos hasta el año 1835.
La mayoría de astrónomos y filósofos de la época se negaron a creer las investigaciones de Copérnico hasta mitad del siglo XVII. Sin embargo, contó con notables defensores como Kepler y Galileo. En 1687, sus teorías recibirían el apoyo definitivo con la ley de la gravitación universal, formulada por Isaac Newton.
Se suele ocultar que Copérnico era astrólogo y que, en realidad, fue su interés por la Astrología lo que le llevó a realizar sus descubrimientos, al igual que ocurrió con Kepler y las tres leyes que llevan su nombre.