5 de Diciembre de 2019
Inicio
Signos del zodiaco
Personajes
Entre signos
Artículos
Horóscopo chino
Cartas astrales
Consulta astrológica
Feng shui
Powered by:
Horóscopo - Aries Horóscopo - Tauro Horóscopo - Géminis Horóscopo - Cáncer Horóscopo - Leo Horóscopo - Virgo Horóscopo - Libra Horóscopo - Escorpio Horóscopo - Sagitario Horóscopo - Capricornio Horóscopo - Acuario Horóscopo - Piscis
Inicio / Artículos / La representación del Sistema Solar
artículo
La representación del Sistema Solar
por Demetrio Santos
La representación del Sistema Solar
otros artículos
Angelina Jolie y la Astrología Budista
Triple conjunción en Géminis
La Gran Cruz de estos meses
Venus pasa por delante del Sol
El Poder y la Astrología
Mercurio en Tauro y Gran Trígono
Súper Luna del 6 de mayo
Astrología y Pensamiento
Semana astrológica del 16 al 22 de abril 2012
Semana astrológica del 9 al 15 de abril 2012
El Titanic y la Luna
Neptuno en Piscis y el Titanic
PROYECTO ESFERAS
La Primavera la sangre altera
Las Doce Casas Astrológicas
Vicente Cassanya en 2012
El atlas más completo del cielo
Mercurio retrógrado
XXIX Congreso Ibérico de Astrología
Neptuno en Piscis. así influirá en cada signo
¿Por qué 2012 es bisiesto?
2012, Año Chino del Dragón de Agua
El futuro de España y de Mariano Rajoy
El espíritu de las Navidades plutonianas
CONFERENCIA 14 DICIEMBRE
Morir a los 27
Huellas de la entrada de Neptuno en Piscis
15 M, Indignados y la cuadratura Urano-Plutón
Montañas Sagradas
Júpiter entra en Tauro
Boda Real en Inglaterra
Barcelona, del 7 al 11 de junio
Urano en Aries y Neptuno en Piscis
Terremotos y efecto Luna
Neptuno entra en Piscis
Ondulatoria y música pitagórica
Conferencias próximas
Lope de Vega y la Astrología
ARMON programa de Astrología
CURSOS Y VIDEOCONFERENCIAS
Ofiuco, ¿nuevo signo del Zodíaco?
La Radiación Gamma
Así te influirá el retorno de Júpiter a Piscis
Así afectará a cada signo Urano en Piscis
Urano regresa a Piscis
Eclipse de Sol y la Gran Cruz del verano
La genética y la histórica conjunción Júpiter-Urano
Acelerando hacia la catástrofe
2012 Mayas, los señores del tiempo
Mercurio retrógrado
Querido Plutón:
Eclipses
Actividades en 2008
Luna llena y delitos pasionales
A Santiago por el camino de las estrellas (Capí­tulo III)
A Santiago por el camino de las estrellas (Capítulo IV)
Tu Suerte cumple 10 años
XI JORNADAS ASTROLÓGICAS DEL MEDITERRÁNEO
Actividades en 2009
Meteoros
Libro Tu Suerte
Club Foro 7 décimotercer aniversario
Galileo y el Año Internacional de la Astronomía
CONSEJOS EN TU MÓVIL y CONSULTAS EN DIRECTO
Los amuletos de Obama
Powerpoint
Toledo, magia y cultura astrológica
Medicina y astrología
El Tarot, algo más que adivinación
Los anillos de Saturno
Estrenando blog
Curso Taller en Tenerife días 5 y 6 Diciembre
Hipatia de Alejandría
Saturno entra en Libra
Alineamiento Centro de la Galaxia
La conciencia de vivir. Claves de una vida plena
La magia numérica del Tarot
Actividades en 2010
Júpiter en Piscis
Sobre Marte en Leo y Plutón en Capricornio
2010, AÑO DEL TIGRE
Los eclipses influyen en la Bolsa
Pronósticos de Primavera 2010
Mercurio y Venus en Tauro
Raíces esotéricas de Sant Jordi y el Día del Libro
Reforma sanitaria de Obama
Rituales de San Juan para cada signo
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
Conecta con tu maestro interior
El Limbo que nunca existía
FIESTAS DE PRIMAVERA
Horóscopo Chino 2007
TU CARTA ASTRAL
La Obsidiana, Piedra de Sanación Ancestral
Test para descubrir el temperamento
Eclipse de sol en España
ALTARES DOMÉSTICOS
La Luna influye en la bolsa y el comercio mundial
ASTROCÁBALA
Mandalas
Astrologí­a Kármica
A Santiago por el camino de las estrellas Capítulo II
El Tarot y el amor
El Eneagrama
Deep Impact
En clave de sol
X Jornadas Astrológicas del Mediterráneo
ANUARIO ASTROLÓGICO 2008-09
El Mundo de los Astros 48
La Bella y la Bestia: El poder transformador del amor.
Reiki: la energí­a universal
La música de las esferas (1)
El lento alumbramiento de Acuario
Guí­as espirituales
Los sistemas de domificacion calculados por los astrólogos Árabes.
San Valentí­n
CROMOTERAPIA, Somos de colores
La Estrella de Belén
Astrologí­a Médica
La balanza de Occidente
Dante Aligheri e a Divina Astrologia
El Sistema Planetario Humano: los 7 Chakras (Capí­tulo I)
Cronologí­a lunar solar y siderea (Capí­tulo I)
La filosofí­a del conocimiento astrológico (Capí­tulo I)
Luna llena y delitos pasionales
RODÉATE DE BUENAS ENERGÍAS
A Santiago por el Camino de las Estrellas Captulo IV
A Santiago por el Camino de las Estrellas Captulo III
A Santiago por el camino de las estrellas Captulo II
RODÉATE DE BUENAS ENERGÍAS TE DECIMOS CÓMO Y DÓNDE
Rituales de San Juan para cada signo
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
El Limbo que nunca existió
FIESTAS DE PRIMAVERA
CONECTA CON TU MAESTRO INTERIOR
Quebuenrollito.com
Astrología Kármica
A Santiago por el Camino de las Estrellas (Capítulo I)
A Santiago por el Camino de las Estrellas Capítulo IV
A Santiago por el Camino de las Estrellas Capítulo III
A Santiago por el camino de las estrellas Capítulo II

El texto que aquí reproducimos se halla entre las páginas 180-182 del citado libro.

"27.- La representación del Sistema Solar

....

La superposición de cielos concéntricos es la ofrecida por el Génesis, y por ser éste un libro sagrado, a ella se ajustan las representaciones sagradas y judías. La portada románica, poco influida por la cultura arábiga, resume así los arcos sucesivos: el arco se apoya en pilares, como el cielo en las columnas de los puntos cardinales de muchas cosmologías antiguas. El número de arcos concéntricos de la portada varía como también los cielos, esferas o niveles celestes según la concepción del artista. Cuando la construcción es importante, y al no poder reflejar exactamente esta cosmología ptolemaica en la portada, se complementa con las formas del rosetón u ojo de buey.

¿Por qué este interés en plasmar arquitectónicamente un concepto cosmológico en el edificio? Debido, en parte, al poder protector del símbolo, y al de la semejanza macro/microcósmica, pero en esencia porque si las leyes cosmológicas descubiertas son realmente fundamentales y representan la estructura íntima del Universo y la causa de su permanencia, los edificios o construcciones siguiendo aquellas tendrán una máxima duración, como sus mismas leyes constructoras. En el fondo puede suponerse un sentido mágico, pero éste pertenece a una realidad sentida en el fondo del espíritu, que sabemos que es lo que permanece y ha de subsistir al final.

Con el desarrollo matemático de los epiciclos, representando el movimiento planetario, paralelamente se refleja esta tendencia en el arte, y pasa a las construcciones árabes. Nótese que también sigue la misma tendencia el arte visigótico en su arco de herradura, reflejo de esta misma cosmología, consecuencia de una evolución científica general, que en los países cristianos se truncó al ser invadidos, y asociarse la ciencia a lo musulmán religioso, donde a su vez los cristianos se aferraron al concepto bíblico retrocediendo su concepto cosmológico. Finalmente, pese a todo, se propagó más tarde también a ellos de una parte en el arte mozárabe, y de otra en la complicación de las mismas portadas románicas (arte lombardo) con los arcos lobulados.

El número y significación de los arcos o cielos en el románico clásico es variable según la particular concepción del artista: unas veces el último arco exterior está formado por figuraciones de estrellas (cielos de estrellas fijas), otras veces vemos allí el cielo de los bienaventurados (iglesia de la Magdalena, Zamora), y en otra más el arco exterior representa el zig-zag simbólico de las aguas (aguas superiores contrapuestas a las inferiores, en el Génesis) y finalmente en algunas, también las ondas como símbolo de aguas o motivos musicales. Estos últimos, sin embargo, representación de los coros angélicos, o su equivalente de las sirenas de Platón, son tomados en la tradición cristiana del Apocalipsis de San Juan, representándose con los músicos celestiales (Pórtico de la Gloria, Santiago), y con las mismas imágenes pasan al arte gótico. También la equivalencia de los coros (música, ondas) se figura por ángeles (alas, ondas) en el último arco, en ocasiones.

La utilización de los arquillos (epiciclos) se combina con los sistemas numéricos pitagóricas y la kábala, aplicándose números sagrados, tres, cinco u otros, ajustándose a las dimensiones del arco principal. En el románico se introduce la misma idea en los arquillos de los epiciclos en el arco lombardo, donde cabalgan sobre un arco fajón (círculo deferente) que les sirve de guía (ejemplos en Portomarín [Lugo] y otros). En cualquier caso los arquillos son siempre, como epiciclos situados en las esferas planetarias, interiores al arco exterior que los envuelve a todos ellos y representa la bóveda de las estrellas fijas o del empíreo. La fundación simbólica de dichos arquillos se observa casi pura en San Juan de Busa (Huesca) mozárabe, o en los epicicloides del claustro de San Juan de Duero (Soria) de influencia arábiga históricamente contrastada.

Como es regla general, todas estas figuras se convierten, especialmente al pasar por puntos de crisis, y aquí es el periodo de los Siglos XII/XIII, en naturalizaciones y personificaciones en formas vegetales humanas que desembocan claramente en el arte gótico, con símbolos disfrazados en medio de la hojarasca de la ornamentación, que culmina más tarde en el plateresco en España, y el barroco, donde es cada vez más difícil seguir la pista de un símbolo determinado y de su significación. A esto se añade, en el arte religioso cristiano, la restricción sobre símbolos o figuras que no representen la historia cristiana a partir del Concilio de Trento (1545-63), con lo que la tradición simbólica se propaga por cauces secundarios, eliminándose de las grandes obras de construcción. Como contrapartida, el Renacimiento trae consigo una reviviscencia de los símbolos y mitos griegos y romanos, pero más como arte figurativo que como meramente simbólico".