19 de Octubre de 2019
Inicio
Signos del zodiaco
Personajes
Entre signos
Artículos
Horóscopo chino
Cartas astrales
Consulta astrológica
Feng shui
Powered by:
Horóscopo - Aries Horóscopo - Tauro Horóscopo - Géminis Horóscopo - Cáncer Horóscopo - Leo Horóscopo - Virgo Horóscopo - Libra Horóscopo - Escorpio Horóscopo - Sagitario Horóscopo - Capricornio Horóscopo - Acuario Horóscopo - Piscis
Inicio / Artículos / La conciencia de vivir. Claves de una vida plena
artículo
La conciencia de vivir. Claves de una vida plena
por
La conciencia de vivir. Claves de una vida plena
otros artículos
Angelina Jolie y la Astrología Budista
Triple conjunción en Géminis
La Gran Cruz de estos meses
Venus pasa por delante del Sol
El Poder y la Astrología
Mercurio en Tauro y Gran Trígono
Súper Luna del 6 de mayo
Astrología y Pensamiento
Semana astrológica del 16 al 22 de abril 2012
Semana astrológica del 9 al 15 de abril 2012
El Titanic y la Luna
Neptuno en Piscis y el Titanic
PROYECTO ESFERAS
La Primavera la sangre altera
Las Doce Casas Astrológicas
Vicente Cassanya en 2012
El atlas más completo del cielo
Mercurio retrógrado
XXIX Congreso Ibérico de Astrología
Neptuno en Piscis. así influirá en cada signo
¿Por qué 2012 es bisiesto?
2012, Año Chino del Dragón de Agua
El futuro de España y de Mariano Rajoy
El espíritu de las Navidades plutonianas
CONFERENCIA 14 DICIEMBRE
Morir a los 27
Huellas de la entrada de Neptuno en Piscis
15 M, Indignados y la cuadratura Urano-Plutón
Montañas Sagradas
Júpiter entra en Tauro
Boda Real en Inglaterra
Barcelona, del 7 al 11 de junio
Urano en Aries y Neptuno en Piscis
Terremotos y efecto Luna
Neptuno entra en Piscis
Ondulatoria y música pitagórica
Conferencias próximas
Lope de Vega y la Astrología
La representación del Sistema Solar
ARMON programa de Astrología
CURSOS Y VIDEOCONFERENCIAS
Ofiuco, ¿nuevo signo del Zodíaco?
La Radiación Gamma
Así te influirá el retorno de Júpiter a Piscis
Así afectará a cada signo Urano en Piscis
Urano regresa a Piscis
Eclipse de Sol y la Gran Cruz del verano
La genética y la histórica conjunción Júpiter-Urano
Acelerando hacia la catástrofe
2012 Mayas, los señores del tiempo
Mercurio retrógrado
Querido Plutón:
Eclipses
Actividades en 2008
Luna llena y delitos pasionales
A Santiago por el camino de las estrellas (Capí­tulo III)
A Santiago por el camino de las estrellas (Capítulo IV)
Tu Suerte cumple 10 años
XI JORNADAS ASTROLÓGICAS DEL MEDITERRÁNEO
Actividades en 2009
Meteoros
Libro Tu Suerte
Club Foro 7 décimotercer aniversario
Galileo y el Año Internacional de la Astronomía
CONSEJOS EN TU MÓVIL y CONSULTAS EN DIRECTO
Los amuletos de Obama
Powerpoint
Toledo, magia y cultura astrológica
Medicina y astrología
El Tarot, algo más que adivinación
Los anillos de Saturno
Estrenando blog
Curso Taller en Tenerife días 5 y 6 Diciembre
Hipatia de Alejandría
Saturno entra en Libra
Alineamiento Centro de la Galaxia
La magia numérica del Tarot
Actividades en 2010
Júpiter en Piscis
Sobre Marte en Leo y Plutón en Capricornio
2010, AÑO DEL TIGRE
Los eclipses influyen en la Bolsa
Pronósticos de Primavera 2010
Mercurio y Venus en Tauro
Raíces esotéricas de Sant Jordi y el Día del Libro
Reforma sanitaria de Obama
Rituales de San Juan para cada signo
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
Conecta con tu maestro interior
El Limbo que nunca existía
FIESTAS DE PRIMAVERA
Horóscopo Chino 2007
TU CARTA ASTRAL
La Obsidiana, Piedra de Sanación Ancestral
Test para descubrir el temperamento
Eclipse de sol en España
ALTARES DOMÉSTICOS
La Luna influye en la bolsa y el comercio mundial
ASTROCÁBALA
Mandalas
Astrologí­a Kármica
A Santiago por el camino de las estrellas Capítulo II
El Tarot y el amor
El Eneagrama
Deep Impact
En clave de sol
X Jornadas Astrológicas del Mediterráneo
ANUARIO ASTROLÓGICO 2008-09
El Mundo de los Astros 48
La Bella y la Bestia: El poder transformador del amor.
Reiki: la energí­a universal
La música de las esferas (1)
El lento alumbramiento de Acuario
Guí­as espirituales
Los sistemas de domificacion calculados por los astrólogos Árabes.
San Valentí­n
CROMOTERAPIA, Somos de colores
La Estrella de Belén
Astrologí­a Médica
La balanza de Occidente
Dante Aligheri e a Divina Astrologia
El Sistema Planetario Humano: los 7 Chakras (Capí­tulo I)
Cronologí­a lunar solar y siderea (Capí­tulo I)
La filosofí­a del conocimiento astrológico (Capí­tulo I)
Luna llena y delitos pasionales
RODÉATE DE BUENAS ENERGÍAS
A Santiago por el Camino de las Estrellas Captulo IV
A Santiago por el Camino de las Estrellas Captulo III
A Santiago por el camino de las estrellas Captulo II
RODÉATE DE BUENAS ENERGÍAS TE DECIMOS CÓMO Y DÓNDE
Rituales de San Juan para cada signo
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
El Limbo que nunca existió
FIESTAS DE PRIMAVERA
CONECTA CON TU MAESTRO INTERIOR
Quebuenrollito.com
Astrología Kármica
A Santiago por el Camino de las Estrellas (Capítulo I)
A Santiago por el Camino de las Estrellas Capítulo IV
A Santiago por el Camino de las Estrellas Capítulo III
A Santiago por el camino de las estrellas Capítulo II

"Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber, gozar y sufrir y no dormir sin soñar. Descansar es empezar a morir." Gregorio Marañón

Nadie puede obligar a nadie a vivir de una forma u otra. Podemos vivir dormidos sin conciencia de nuestra realidad, dejándonos llevar por las circunstancias y el día a día como una ola que viene y va o, por el contrario, escoger vivir de acuerdo con nuestros deseos y valores. Tomemos este momento para hacer balance, ver en qué punto estamos y valorar si vivimos de acuerdo con lo que deseamos y queremos. ¿Por qué resignarse? Nunca es tarde para cambiar.

La vida es un largo viaje vertiginoso, va tan deprisa que ni siquiera nos damos cuenta de lo rápido que pasa todo, de ahí que en muchas ocasiones ni siquiera tengamos tiempo para preguntarnos, ¿hacia dónde voy? ¿soy feliz? ¿qué me gustaría cambiar para mejorar mi vida? Este revisar de objetivos vitales la mayoría de las veces se nos antoja pesado y molesto, a nadie le gusta ver que su vida no es como desearía interiormente, que los sueños de juventud han quedado atrás, que ya no recordamos las promesas que hicimos a ese niño que un día fuimos, que la insatisfacción habita cada día con nosotros sin que hagamos nada por expulsarla de nuestro lado. Pero esos pensamientos fugaces suelen aparecer, desgraciadamente, en momentos de crisis o desesperación. Es ahí donde las dudas surgen con más intensidad y es en esas crisis de identidad donde hay que pararse y revisar nuestros objetivos para empezar a plantearnos que nunca es tarde para cambiar, que cada día que empieza es el primer día del resto de nuestra vida y que el futuro está abierto y no tiene límites, sólo los que nosotros queramos ponerle. Éste es un ejercicio que nadie va a hacer por nosotros y no es momento de coger la varita mágica y pensar que las soluciones van a venir del exterior porque todo lo que es susceptible de cambiar en nuestra vida está dentro de nosotros.

TRAS LA BÚSQUEDA DE UNA NUEVA IDENTIDAD VITAL

Nada más nacer la vida es una especie de lotería. Unos nacen en el seno de una familia acomodada con muchas facilidades, otros necesitarán de más esfuerzo para salir adelante, sin embargo no podemos resignarnos diciendo: "es así porque así tenía que ser", "de nada sirve dar un pequeño paso, nada cambiará", porque es en esa especie de absentismo mental donde nos dejamos llevar por las circunstancias sin plantar cara a nuestros verdaderos deseos. Pero, ¿se puede realmente cambiar de vida? Claro que sí y sirva de ejemplo la siguiente frase de Oscar Wilde: "A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante". Es en ese instante donde debemos dar el do de pecho y elegir cambiar, cambiar con cuidado pero con paso firme también. Casos de personas que han decidido dar un giro de 180Âs a su destino los encontramos casi a diario, pero eso no quiere decir que no les haya costado, tal vez hayan tenido que renunciar a muchas cosas, con muchísimo sufrimiento, en la mayoría de los casos, y es que la búsqueda de una nueva vida no es un proceso fácil, ni mucho menos, e implica riesgos. ¿Por qué cambiar entonces si así no me va mal del todo? ¿Me espera al otro lado algo mejor? Esas preguntas, desgraciadamente, nadie nos las va a poder contestar, en principio porque nadie sabe la respuesta y por eso, en la mayoría de los casos, la duda se asienta y comienza una especie de lucha con nosotros mismos en la que podemos dejar las cosas tal y como están por miedo o vértigo. Es loable que eso nos pase y tampoco hay que agobiarse por ello pero sí debemos ser conscientes de que si decidimos no dar un paso estaremos poniendo una especie de muro en nuestro reto de revolución y evolución interior y en otra crisis vital aparecerá, aparecerá tarde o temprano pero puede que con diez años de retraso, tiempo perdido que nos reprocharemos después. Por eso, si hemos decidido que es momento de cambiar, pero cambiar realmente deberemos despojarnos de muchas de nuestras rutinas reaprendidas y de nuestros equipajes mentales y empezar a descubrir lo que somos realmente. Al ir destapándonos veremos que en lo que nos hemos convertido no tiene nada que ver con lo que éramos realmente. La familia, la educación, la sociedad y sus normas han provocado que muchas de nuestras emociones no sean propias sino inducidas desde fuera. Éste será el primer paso para nuestra evolución interior y para vivir en plenitud. "Vivir es, por propia definición, un riesgo a sufrir, pero también una posibilidad de explorar, experimentar, aprender a construirse y ser", dicen Jaume Soler y M. Mercé Conangla en La ecología emocional. Ellos se refieren a algo muy sencillo, al hecho de vivir y no al simple hecho de sobrevivir. En esa diferencia se encuentra la elección de tener el propio control sobre nuestra propia historia vital y la posibilidad de elegir un modelo de vida que asuma todos los riesgos y posibilidades que generen tal elección, sólo así seremos conscientes del misterio y la oportunidad que se nos está ofreciendo.

Como dijo José Ortega y Gasset, "La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada". Comienza entonces un largo camino, un desafío, el viaje más largo hacia nuestra vida. Zarpemos pues.

LA LIBERTAD DE ESCOGER. Cinco pasos hacia la transformación

1.- Radiografía vital. Ya sabemos lo que hay. Ahora ha llegado la hora de hacer autoanálisis. El primer paso hacia el cambio es saber con qué armas contamos a nuestro favor y con cuáles no. Es momento de desnudarse para ver qué está fallando y qué pasos debo emprender. Apunta en tu bloc aquellas cosas que podríamos considerar como señales de alarma: insatisfacciones diarias, relaciones que no funcionan, infelicidad, deseo constante de cambiar las cosas... ¿por qué asolan tu mente? Escucha tu interior, apunta cualquier sentimiento que te aflore y sé muy sincero. Todos tus sentimientos te darán una información importantísima, luego serás tú el que decida qué debes hacer con ellos.

"Conócete, acéptate, supérate". San Agustín.

2.- Asumir la responsabilidad de vivir desde la libertad interior. Hay muchas cosas externas que nos condicionan, que castran nuestra libertad, pero ese argumento ya no nos vale cuando hemos decidido asumir la responsabilidad de escoger otra vida desde la libertad. Estamos ante un reto revolucionario que implica una catarsis interna y obliga a elegir entre las opciones que nos ayuden a crecer y a que éstas sean elegidas en libertad. Tal vez éstas sean las disyuntivas que más miedo den, por eso no todo el mundo salta y se decide. ¿En qué lado de la cuerda te encuentras tú?

"Quién es auténtico asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre por ser libre". Jean Paul Sartre.

3.- Alquimia interior. La alquimia se convierte, en este caso, en un proceso no de transmutación de metales corrientes en oro y plata sino en la posibilidad de transformar lo que somos para evolucionar y descubrirnos a nosotros mismos. Es un proceso de cambio y mejora personal que tiene mucho que ver con la voluntad.

"La voluntad es la piedra filosofal buscada por la alquimia". Constancio C. Vigil.

4.- La búsqueda del equilibrio. Es decir, sé coherente con lo que crees y haz realmente lo que piensas que es mejor. Actúa en conciencia pero hazlo desde el entorno más favorable para ti. En el equilibrio y la armonía se encuentra el camino del centro. Hablamos de saber encontrar el sendero adecuado, de abrir las puertas secretas de nuestra vida extrayendo aquellos sentimientos que están aprisionados o, por el contrario, que nos aprisionan. Tenemos el deber de hacer limpieza en nuestra vida y depurar lo ficticio, lo insano y lo que no nos permite evolucionar.

"No vemos las cosas tal y como son, las vemos tal y como somos nosotros". AnaAZs Nin.

5.- El crecimiento interior. Tomar conciencia de todo y empezar el cambio implicará cierto nivel de sufrimiento, se empezará por poner las cosas en su sitio y dar nombre a lo que nos está pasando, lo que conlleva un proceso de depuración interna muy doloroso. Y es que los cambios van a transformar muchas cosas, van a provocar muchos giros y momentos inesperados, algunos en los que tendremos que pisar fuerte el acelerador sin miedo pero, eso sí, manejando bien la palanca de los frenos no vayamos a toparnos de frente con un muro. Y ese cambio no será posible sin constancia, trabajo y voluntad ya que nos enfrentamos a un proceso que tendrá que durar toda la vida. Hemos elegido ser protagonistas y no actores secundarios y por tanto somos conscientes y consecuentes con todo lo que puede llegar a ocurrir.

"Un viaje es una nueva vida, con un nacimiento, un crecimiento y una muerte que nos es ofrecida en el interior de la otra. Aprovechémoslo." Paul Morand.

Cuestionario vital

Si alguna de estas preguntas ha asomado a tu mente en los últimos años y te ha transmitido una especie de desasosiego interno, tal vez no estás a gusto con tu vida y sea necesario realizar un proceso de cambio.

  • ¿Me gusta mi trabajo?
  • ¿El lugar donde vivo es mi refugio y el sitio donde desearía vivir el resto de mi vida?
  • ¿Mi relación de pareja me llena cada día?
  • ¿Quiero realmente casarme, tener hijos, es decir, vivir de acuerdo con las normas del resto de la sociedad?
  • ¿Lo que hago ahora se corresponde con lo que había soñado que haría cuando en la adolescencia me imaginaba cómo sería mi vida?
  • ¿Me siento feliz con mi vida, con lo que hago?
  • ¿La sonrisa asoma al menos una vez al día por mi cara?
  • ¿Soy cada día más sociable o por el contrario me siento cada día más frustrado/a?
  • ¿Me gusta mi cuerpo y lo que soy?
  • ¿Disfruto en soledad?