21 de Agosto de 2019
Inicio
Signos del zodiaco
Personajes
Entre signos
Artículos
Horóscopo chino
Cartas astrales
Consulta astrológica
Feng shui
Powered by:
Horóscopo - Aries Horóscopo - Tauro Horóscopo - Géminis Horóscopo - Cáncer Horóscopo - Leo Horóscopo - Virgo Horóscopo - Libra Horóscopo - Escorpio Horóscopo - Sagitario Horóscopo - Capricornio Horóscopo - Acuario Horóscopo - Piscis
Inicio / Artículos / Cronologí­a lunar solar y siderea (Capí­tulo I)
artículo
Cronologí­a lunar solar y siderea (Capí­tulo I)
por Por Demetrio Santos
Cronologí­a lunar solar y siderea (Capí­tulo I)
otros artículos
Angelina Jolie y la Astrología Budista
Triple conjunción en Géminis
La Gran Cruz de estos meses
Venus pasa por delante del Sol
El Poder y la Astrología
Mercurio en Tauro y Gran Trígono
Súper Luna del 6 de mayo
Astrología y Pensamiento
Semana astrológica del 16 al 22 de abril 2012
Semana astrológica del 9 al 15 de abril 2012
El Titanic y la Luna
Neptuno en Piscis y el Titanic
PROYECTO ESFERAS
La Primavera la sangre altera
Las Doce Casas Astrológicas
Vicente Cassanya en 2012
El atlas más completo del cielo
Mercurio retrógrado
XXIX Congreso Ibérico de Astrología
Neptuno en Piscis. así influirá en cada signo
¿Por qué 2012 es bisiesto?
2012, Año Chino del Dragón de Agua
El futuro de España y de Mariano Rajoy
El espíritu de las Navidades plutonianas
CONFERENCIA 14 DICIEMBRE
Morir a los 27
Huellas de la entrada de Neptuno en Piscis
15 M, Indignados y la cuadratura Urano-Plutón
Montañas Sagradas
Júpiter entra en Tauro
Boda Real en Inglaterra
Barcelona, del 7 al 11 de junio
Urano en Aries y Neptuno en Piscis
Terremotos y efecto Luna
Neptuno entra en Piscis
Ondulatoria y música pitagórica
Conferencias próximas
Lope de Vega y la Astrología
La representación del Sistema Solar
ARMON programa de Astrología
CURSOS Y VIDEOCONFERENCIAS
Ofiuco, ¿nuevo signo del Zodíaco?
La Radiación Gamma
Así te influirá el retorno de Júpiter a Piscis
Así afectará a cada signo Urano en Piscis
Urano regresa a Piscis
Eclipse de Sol y la Gran Cruz del verano
La genética y la histórica conjunción Júpiter-Urano
Acelerando hacia la catástrofe
2012 Mayas, los señores del tiempo
Mercurio retrógrado
Querido Plutón:
Eclipses
Actividades en 2008
Luna llena y delitos pasionales
A Santiago por el camino de las estrellas (Capí­tulo III)
A Santiago por el camino de las estrellas (Capítulo IV)
Tu Suerte cumple 10 años
XI JORNADAS ASTROLÓGICAS DEL MEDITERRÁNEO
Actividades en 2009
Meteoros
Libro Tu Suerte
Club Foro 7 décimotercer aniversario
Galileo y el Año Internacional de la Astronomía
CONSEJOS EN TU MÓVIL y CONSULTAS EN DIRECTO
Los amuletos de Obama
Powerpoint
Toledo, magia y cultura astrológica
Medicina y astrología
El Tarot, algo más que adivinación
Los anillos de Saturno
Estrenando blog
Curso Taller en Tenerife días 5 y 6 Diciembre
Hipatia de Alejandría
Saturno entra en Libra
Alineamiento Centro de la Galaxia
La conciencia de vivir. Claves de una vida plena
La magia numérica del Tarot
Actividades en 2010
Júpiter en Piscis
Sobre Marte en Leo y Plutón en Capricornio
2010, AÑO DEL TIGRE
Los eclipses influyen en la Bolsa
Pronósticos de Primavera 2010
Mercurio y Venus en Tauro
Raíces esotéricas de Sant Jordi y el Día del Libro
Reforma sanitaria de Obama
Rituales de San Juan para cada signo
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
Conecta con tu maestro interior
El Limbo que nunca existía
FIESTAS DE PRIMAVERA
Horóscopo Chino 2007
TU CARTA ASTRAL
La Obsidiana, Piedra de Sanación Ancestral
Test para descubrir el temperamento
Eclipse de sol en España
ALTARES DOMÉSTICOS
La Luna influye en la bolsa y el comercio mundial
ASTROCÁBALA
Mandalas
Astrologí­a Kármica
A Santiago por el camino de las estrellas Capítulo II
El Tarot y el amor
El Eneagrama
Deep Impact
En clave de sol
X Jornadas Astrológicas del Mediterráneo
ANUARIO ASTROLÓGICO 2008-09
El Mundo de los Astros 48
La Bella y la Bestia: El poder transformador del amor.
Reiki: la energí­a universal
La música de las esferas (1)
El lento alumbramiento de Acuario
Guí­as espirituales
Los sistemas de domificacion calculados por los astrólogos Árabes.
San Valentí­n
CROMOTERAPIA, Somos de colores
La Estrella de Belén
Astrologí­a Médica
La balanza de Occidente
Dante Aligheri e a Divina Astrologia
El Sistema Planetario Humano: los 7 Chakras (Capí­tulo I)
La filosofí­a del conocimiento astrológico (Capí­tulo I)
Luna llena y delitos pasionales
RODÉATE DE BUENAS ENERGÍAS
A Santiago por el Camino de las Estrellas Captulo IV
A Santiago por el Camino de las Estrellas Captulo III
A Santiago por el camino de las estrellas Captulo II
RODÉATE DE BUENAS ENERGÍAS TE DECIMOS CÓMO Y DÓNDE
Rituales de San Juan para cada signo
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
El Limbo que nunca existió
FIESTAS DE PRIMAVERA
CONECTA CON TU MAESTRO INTERIOR
Quebuenrollito.com
Astrología Kármica
A Santiago por el Camino de las Estrellas (Capítulo I)
A Santiago por el Camino de las Estrellas Capítulo IV
A Santiago por el Camino de las Estrellas Capítulo III
A Santiago por el camino de las estrellas Capítulo II

Quizá porque temen encontrarse con errores conceptuales (que también los antiguos maestros debieron tener, como humanos) y prefieren (recordando a Unamuno) como Don Quijote, no probar de nuevo la celada, por si se les rompe por segunda vez:

Porque de cartones hizo un modo de media celada que, encajada en el morrión, hacía una apariencia de celada entera. Es verdad que, para probar si era fuerte y podía estar al riesgo de una cuchadilla, sacó su espada y le dio dos golpes, y con el primero y en un punto deshizo lo que había hecho pedazos en una semana; y no dejó de parecerle mal la facilidad con que la había hecho pedazos y, por asegurarse deste peligro, la tomó a hacer de nuevo, poniéndole unas barras de hierro por dentro, de tal manera que él quedó satisfecho de su fortaleza y, sin querer hacer nueva experiencia della la diputó y tuvo por finísima de encaje.?(Quijote, cap. 1)

Una de las maneras de despejar mitos y elucubraciones vacías, tan frecuentes en toda ciencia, y particularmente en las históricas, es fijar las fechas de los acontecimientos. Con el descubrimiento de Champollion sobre la cultura egipcia
en el pasado siglo, se desató la egiptología e imaginación apoyadas en una arqueología aún en ciernes, y de allí voló la fantasía de H.P. Blavatsky y algunos egiptólogos, extrapolando una imaginaria historia hacia atrás, dolencia doctrinal cuyas consecuencias aún llegan hasta nuestros días.
En el estudio que subsigue, vamos a establecer unas fechas que sirven de coordenadas de referencia en el tiempo; no pretendemos exactitud absoluta en la datación cultural, si bien procuramos el máximo ajuste con lo que hoy se sabe relacionado con la climatología del pasado, la cual condiciona gran parte de los procesos humanos. Advertimos esto porque un cierto hecho cultural no se da simultáneamente en todas las regiones:
así la siderurgia del hierro, nacida sobre el -1200 en Anatolia, no se desarrolla en Iberia en esa misma fecha, sino algo más tarde; pero incluso hoy día, que vivimos la era electrónica, ciertas tribus apartadas en cada continente siguen usando instrumentos de piedra.
El condicionante climático (al igual que el "ambiente" en Astrología) determina en gran parte la evolución individual y social humana, y apoyándonos en él podemos concebir ciertas formas del pasado, hoy que disponemos de registros climáticos bastante fiables.
Hay una fecha clave al respecto, y no hemos hecho justicia suficiente a los libros antiguos que nos la relatan: la del Diluvio. En sólo unos 20000 años, entre -11000 y -9000 el clima de la Tierra cambia drásticamente y se produce una des glaciación, con las consecuencias imaginables de lluvias, inundaciones y trastornos de todo tipo, que se resumen en los relatos arcaicos en el término de Diluvio. El hombre pasó en ese corto tiempo de un clima frío que ha tenido desde -35000 hasta -11000 a uno cálido que aún subsiste. Podemos imaginar la catástrofe ecológica que ello supuso, y sus consecuencias de hambre, enfermedad y adaptación a las nuevas condiciones climáticas. Esto produjo el salto de la caza-recolección, dominante en el Paleolítico, a la domesticación-agricultura del Neolítico, pues con ello adivino la extinción de los cazadores por muerte, huída o cambio de hábitat de los animales fuente de la alimentación paleolítica, y pestes forestales y sequías que diezmaron los árboles cuyo fruto daba sustento al hombre. Esto le forzó a domesticar plantas (cultivo agrícola) y animales (pastoreo) para subsistir.

Publicado en la revista Mercurio-3, nÂs8